Hacerse escuchar

Por un lado la gente que no quiere clases y hace lo imposible por meter ruido para que éstas no se lleven a cabo.

Y por otro lado la gente que junta firmas para hacer un plebiscito de manera que la mayoría decida que wea se quiere hacer. 

Jugados los cabros al menos.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *