Beauchef y el machismo

Cuando se acerca fin de semestre todos en Beauchef se ponen más graves. Pasó hace un par de años cuando por motivo de un suicidio y los comentarios desafortunados acerca de ese hecho desencadenaron la genkidama, y pasa ahora, como consecuencia de algunas actitudes machistas tanto de alumnos como académicos de la facultad, lo que ha dejado la mesa lista para un interesante debate.

Comencemos con la “invitación de la comisión machismo” que es una parodia de la comisión de género:

11248959_10206623772294164_927431793528043388_n

Figura 1: Invitación de la comisión machismo.

Mi opinión al respecto es algo muy parecido a lo que indica Ignacio Barahona en facebook:

Desatinado, descontextualizado, un desaporte al ambiente que vivimos, una justificación sin base contra los que tienen reales razones para luchar, incluso como chiste hace más daño que aportar, incluso dentro del machismo una actitud poco caballera, infantil, tonto y aunque digan que somos graves es uno de los ladrillos que mantienen las cosas como están.

….. No se pq chucha me dio tanta risa xDDD

El segundo problema es sobre un académico de la facultad que hizo comentarios desafortunados sobre el físico de la hija del entrenador nacional.

sampaoliFigura 2: el pan_con_chancho-gate.

A pesar del inconveniente de que provenga de un académico de la Universidad de Chile, yo siento que la libertad de expresión debe existir. Es decir él puede decir la hueá que quiera (dentro de ciertos márgenes que definiremos más adelante) y eso no necesariamente debe representar a los académicos, sobre todo en un medio como twitter donde uno habla a titulo personal y mucho más distendido que frente a los alumnos o otros profesores. Además encuentro que no es lo mismo decir una broma o tirar una talla que cometer un femicidio, están en escalas diferentes. Dicho esto no creo que decir cualquier cosa, por el hecho de tener la libertad de decirlo, se transforme en algo bueno, menos cuando lo que haces es ayudar a naturalizar una problemática real, desde una posición de autoridad.

Si un estudiante cualquiera hace un comentario machista en clases y el profe indignado le pone en ridículo públicamente delante de sus compañeros ¿la gente estaría molesta porque se le ridiculizó? Probablemente no. Porque en esa relación, la autoridad es el profe y no el estudiante. Lo malo de lo que hace Falcón, es que goza de ese estatus de autoridad, día y noche. No solo en el aula. Por algo la gente no le responde del modo que le responden a alumnos (Hola Simón) que opinan cosas similares. Cuando uno tiene un rol de autoridad, tiene la responsabilidad de no pasar a llevar a nadie con su poder, o bien, asumir los costos de hacerlo.

La lógica de “las detenciones ciudadanas” como mecanismo de descargarse contra una persona que tocó el palito, es una mierda, y debemos aprender a discutir sin querer reventar a la otra persona. Sin embargo, las figuras de autoridad cuentan con una suerte de “fuero” que los blinda mas que el resto para opinar, y por tanto, hay que entender que por lo mismo, deben tener mas cuidado en el COMO dicen las cosas, pues muchos, por confianza, creerán que es algo bueno. Un ejemplo clásico es el Tata Sánchez haciendo comentarios machistas retrógrados, desde su posición de autoridad absolutamente validada, donde la mayoría de los estudiantes salen del curso diciendo: “Si, en volá se le pasó la mano, pero está bien, pues el viejo es un crack” y naturaliza la cuestión.

Cito a Francisco Lavandera pues posee una opinión muy parecida a la mía:

En un país como Chile, donde si una persona muestra ignorancia sobre un tema y emite una opinión desafortunada la reacción del resto es humillarlo y crucificarlo públicamente en vez de educar, es muy difícil tener una conversación constructiva con altura de miras, es una cuestión de respeto por los demás. Entrar a una conversación asumiendo que uno tiene la razón y que debe convencer al otro es entrar a la defensiva, ciego y menospreciando el intelecto de la otra persona, siendo el :­facepalm­: la representación gráfica característica de tal actitud.

En fin, yo espero que como sociedad algún día podamos respetarnos como seres humanos que somos y agárranos pal hueveo sin discriminación de genero o clases.

Saludos Cooordiales.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *