Uno de mis últimos experimentos sociales terminó mejor de lo que pensaba.

De acuerdo a dicho análisis social se puede observar lo siguiente. Las personas suelen presentar diferentes posturas ante el bailar. La primera postura caracteriza a las personas que creen que el baile es una simulación aceptada socialmente del juego-escarceo-sexual. La segunda habla de la gente que quiere bailar simplemente porque le gusta. Podemos suponer que una persona puede estar en ambos grupos en diferentes momentos, dependiendo del contexto. Los problemas se suscitan cuando dos personas, se declaran pertenecientes a dos grupos distintos mientras se baila. En el mejor de los casos con dos personas bailando, casi por inercia, sin mirarse… es decir, contra la definición (Retozar de gozo) el baile se transforma en algo aburrido, sin gracia. Por el contrario cuando dos personas están en el mismo grupo generalmente la definición de baile aplica completamente.




Figura Nº1: Perreo Intenso.


En otras palabras…. ayer lo pasé la raja bailando y conversando con una amiga que entendía que bailar no siempre tiene una connotación de pre-sepso. Y se agradece. Mucho.

4 Comentarios

  1. Igual tení razón en parte con eso, pero si la mina quiere bailar, pero no contigo por mucho que tus intensiones sean bailar no más la cosa no va a funcionar.

  2. Mmm… de acuerdo. Aunque igual estamos las que nos falta coordinación y habilidades para el baile =P, tenemos un grupo aparte?.Y me causo mucha gracia la figura número 1 xD.

  3. Faltan los locos con cara de huitre pensando a quien sacar a bailar de fondo xD, aunque quizas cagarian el dibujo, por algo son cero aporte ellos :P.E insisto mi polera era burdeo! cuando me la vuelva a poner te lo muestro. Por cierto fue entrete :PP.D: Fue loco nadie andaba c camara ese dia!!

Responder a Juanin Cancelar respuesta

Su dirección de correo no se hará público.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.