Pensar que pasamos por al lado de esta quema y sentimos un calor inmenso, no puedo imaginar que sienten los brigidistas del sur. 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.