Para celebrar el ultimo día de pega fuimos a comer al Lehuede, al frente de la U. Pedimos dos chorrillanas y dos pitcher Cristal para 5. Cuando pedimos la cuenta esto fue lo que nos llegó:
La gran estafa. La chorrillana estaba ahí no más y la cobraron a 10 lucas. Y por agregarle agua a nuestra cerveza cristal de 800 pesos y el uso de vasos nos llevamos un recargo de 3700 pesos.
Además el amable señor cuando pagamos osó a preguntar cuanto dejabamos de propina. Le dije que cero, que estaba muy caro y me dijo “pero son los precios de la caja”. Le sugerí que le pidiera propina a la caja entonces.
Les invito a no comprar ahí. O les puede salir muy caro.

3 Comentarios

  1. Pregunta primero cuanto vale. Es culpa tuya no del garzon. Te ahorras la propina con la excusa de que era caro.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.