Llegó a su casa después de estar trabajando todo el día.

Hacía frío así que puso agua en la cafetera.

Miró con nostalgia por la ventana, intentando ver a través de la niebla,

pero se equivocó de dimensión y solo logró ver su pasado.

Cerró sus ojos, para ver mejor, paradójicamente.

Recordó sus viajes, sus amores, sus logros y los grandes terremotos…

Todo aquello le pareció lejano. Como si fuera parte vidas pasadas.

Pero el olor del café le trajo de vuelta al epilogo de su vida.

ventana copy

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.