Escuela de Verano

Me perdonará mi querida zona de difusión, pero…  ¡¿Quién chucha en su sano juicio quiere dejar el verano y venir a meterse a estudiar matemáticas?!

Yo me iría a una piscina y aprovecharía el verano, que luego (entre tanto paro, practica y pega) ya no hay.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.