Hoy iba al supermercado y dos niñas iban paseando dos perros poodle. Uno de los perros hizo caca y una de las chicas estaba recogiéndolo. En eso ocurre lo impensado y la niña que recogió el mojón lo tiró al suelo con el confort y todo (a pesar que había un basurero a pasos de ahí). Ante la incredulidad de los que estábamos ahí, la niña comete el error número 2: intenta tapar con tierra el papel-mojón. Con tan mala cuea que termina PISANDO EL MOJÓN. da tres pasos atrás… mira donde debería estar y no estaba. Hasta que se da cuenta que tiene la caca en el zapato y se pone a saltar como loca.

El karma explotando en su cara, (o en su zapato mejor dicho).  A la vuelta le tome una foto. Realmente hermoso.

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.