Como siempre, el arte es una construcción personal-colectiva en la que el problema no es de quién pone el precio, sino del boludo que está dispuesto a pagarlo.

Que mejor ejemplo que este. Las obras del genial Roberto Artiagoitia aka Rumpy (TicTac, 1997) en las que el arte no son sino asomados, penes, vaginas y su valor va desde los 1.5 sueldos mínimos a los 6 sueldos mínimos.

Les invito a recorrer el corazón del artista en los próximos 32 segundos:

Yo el: un exquisito asomado de 500 lucas
Cleopatra: ¿una vagina? ¿Una genkidama? por 500 lucas lo sabremos.
¿Quién es ese Pokémon?

El resto de se puede ver e incluso comprar en la galería Montegrande.

Imagen

Adelante estudios.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.