Análisis Lacrimógeno: La improbabilidad de que carabineros tire lacrimógenas desde un helicóptero.

En este vídeo se plantea la hipótesis que los gases lacrimógenos son lanzados desde un helicóptero por carabineros de Chile. Ello, según yo, es falso, por dos consistentes razones: la primera es que estuve ahí el pasado jueves 4 de agosto vi cómo dichos objetos (de aproximadamente 450 gramos) eran lanzados con un movimiento parabólico a lo largo de aproximadamente 150 metros por sobre nuestras cabezas, en la Plaza Italia. La segunda razón es, que tras realizar los cálculos, los efectos de dejar caer una bomba lacrimógena desde un helicóptero no son los que se ven en el vídeo.

Suponiendo que la altura máxima que dicho proyectil alcanzó está entre 10 y 30 metros (que es lo que vi con mis propios ojos), la física elemental nos indica que posee una velocidad que varía entre los 15,4 y los 24.7 mt/s, que ES APROXIMADAMENTE LA MISMA AL LLEGAR AL SUELO. El argumento utilizado por mucha gente de que “el ángulo de llegada es como de 70°” es francamente bidimensional y sólo falta ponerse debajo de una parábola y ver que el ángulo de llegada es de 90°. 
De haber sido dejada en caída libre, desde un helicóptero el que estimaremos entre 250 a 300 mt de altura, su velocidad habría variado entre los 70.7 y los 77.5 mt/s, lo cual es entre 3 y 4 veces la velocidad anterior y entre 9 y 16 veces la energía de impacto. Es decir, esto varía en un rango de 53,4 y 137,3 Joules en el caso de morteros terrestres  y 1124,7 y 1351,4 Joules desde un helicóptero. Es decir, de ser soltadas desde un helicóptero el daño causado sería varios órdenes de magnitud mayor, y ello considerando que SE DEJA CAER con VELOCIDAD INICIAL IGUAL A CERO. 

La energía que recibe el cráneo con una bala de 5 gramos a 160 km/h es equivalente a la producida por el golpe de un martillo de 500 gramos a 16 km/h (o 2.25 m/s) y esto es equivalente a 1.26 Joules. Es decir el impacto en ambos casos es, en promedio 75 martillazos en lanzamiento desde tierra y 978 martillazos desde un helicóptero. Personalmente prefiero el primer caso.

Nota de Edición: Un Joule es la centésima parte de la energía que una persona puede recibir bebiendo una gota de cerveza, por lo que ambos casos se pueden medir en cerveza o equivalentemente en grados de alcohol… lo cual es francamente ridículo.

5 thoughts on “Análisis Lacrimógeno: La improbabilidad de que carabineros tire lacrimógenas desde un helicóptero.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *