Estas exquisiteces las suelo comprar en la feria o en el negocio de la esquina, pero dadas las circunstancias, vamos a prepararlas y nuevamente hacer algo que jamás haríamos de no estar en pandemia.

Ingredientes:

  • 10 ajíes verdes.
  • 3 dientes de ajo pequeños
  • 2 hojas de laurel.
  • Vinagre de vino blanco
  • Agua hervida ya fría.
  • Sal y Pimienta.
Ingredientes.

Preparación:

Lo primero es lavar bien los ajíes en agua fría. Con un tenedor haremos algunos orificios teniendo cuidado de no romperlos.

En una olla poner a hervir 2 litros de agua con el ajo y el laurel . Cuando esté en ebullición, agregar los ajíes (que si se quieren más picantes, se pueden apretar un poquito) y se deben presionar suavemente para inundarlos. SI FLOTAN ES PORQUE NO LE HICISTE LOS HOYITOS (TRUE STORY).

Apagar el fuego, retirar los ajies y dejarlos estilar hasta que boten toda el agua en su interior. Se pueden apretar pero con cuidado porque lanzan un chorro más o menos fuerte. El ajo y las hojas de laurel también los retiramos.

Necesitamos un frasco esterilizado. Se puede limpiar con algodon y alcohol. En el frasco vamos a meter todo: los ajies, los ajos y el laurel y además vamos a agregar sal y pimienta.

En una fuente vamos a mezclar 3 partes de agua hervida fría con 1 parte de vinagre de vino blanco. Yo utilicé la misma agua en la que herví los ajíes. Se vacía todo al frasco y se deja conservar en un lugar fresco por al menos un mes.

Y listo! En un mes más les cuento si quedaron buenos o no jajaja.

Adelante estudios.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.