No iba a escribir esta idea, pero creo que es necesario dejarla en algún lado pues cada cierto rato aparecen chantas.

Contexto: hace pocos días ha habido un plebiscito en nuestro país y una opción (apruebo) ha logrado un 78,27%% de las preferencias vs el 22,73% de la otra (rechazo). Una empresa de Argentina llamada Numen (comandada por Fernando Cerimedo) dos meses antes había sondeado un resultado muy diferente: 53% votaría rechazo y un 47% apruebo.

La encuesta de Numen fue muy criticada (ese error de más de 30% es escandaloso!) pero lo que llama la atención fue la defensa de Fernando Cerimedo:

Imagen
Solo Cantinflas podría haberse excusado mejor

Si no entiende el cachipún de pulpos, básicamente dijo que si su abuela tuviera ruedas seria una bicicleta, pero no tiene, así que no lo es. La explicación es tan mala, y con tantas conjeturas basadas en nada, que hace ver a su empresa y su método más ordinario que su tremendo error. Tras estas excusas, Fernando no sólo bloqueó a quienes divulgaron su cantinfleo si no incluso renombró su twitter de @FerCerimedo_ARG a @FerCerimedo_OK. Brillante el cambio de arroba. El buscador predictivo nunca lo encontrará.

¿Una encuesta puede equivocarse así? Claro que si. Si existen sesgos asociados a la elección de la muestra. Si escogemos solo gente de Vitacura probablemente el resultado sería parecido al de la encuesta de Numen.

¿Que es mejor hacer cuando uno se equivoca? mejor asumir el error:

En fin. Adelante estudios.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.