Tras estar algunos años cerrado por el terremoto, El museo del Huique o Hacienda San José del Carmen de El Huique, es de las construcciones patrimoniales más importantes de Chile. Este museo está ubicado en la comuna de Palmilla en O’Higgins, a 16 kilómetros de la inverosímil ciudad de Santa Cruz.

En ella habitaron destacados personajes de la vida nacional, como Gertrudis Echeñique, casada con Federico Errázuriz E., Presidente de la República entre 1896 y 1901. Es el fiel reflejo la arquitectura rural civil del período de la república.

Imagen
Fotografía de la iglesia de El Huique en Colchagua, Chile en el año 1920. Foto: Biblioteca Nacional de Chile

El recorrido comienza con las dependencias más lejanas como la llavería, la sala de administración, la de billar, de las visitas y las del sacerdote, continúa con las habitaciones principales, pasando por tanto el patio interno como el externo y termina en la iglesia. La reconstrucción post terremoto no incluyó la segunda parte del recorrido, haciéndolo mucho más corto.

La primera habitación visitada es la sala de billar, llena de afiches publicitarios españoles de corridas de toros, “puesto que los orígenes de la familia Errazuriz Echeñique era de procedencia vasco español” indica una de las informativas. En mi opinión cada vez que un chileno puede decir que tiene sangre europea lo va a hacer… Además hay cascos, fusiles y proyectiles que nos recuerdan que este museo está a cargo de los militares pues la familia no tenía para mantenerlo.

Luego visitamos el dormitorio del sacerdote, quién visitaba la hacienda para dar “apoyo espiritual” a los dueños de la hacienda y empleados, como por ejemplo los matrimonios y bautizos, puesto que en esa época la iglesia católica cumplía un rol mucho muy importante (?).

Las siguientes 3 habitaciones son para las visitas, puesto que durante el verano se recibían muchos invitados como ministros, diplomáticos, parientes y amigos. Dado el estilo de construcción de estas casas, además de estar conectadas por el pasillo, estaban conectadas entre sí. Esto permitía compartir con sus hijos en las mesas redondas al centro de la habitación. En un comienzo las lamparas (francesas, del siglo 19) de estas habitaciones funcionaban con velas, aceite o parafina. En 1935 la señora Elena Errázuriz incorpora luz eléctrica a la casa y las lamparas fueron adaptadas para ello. También se incorpora un sistema de citófonos en cada habitación, puesto que habían alrededor de 25 personas de servicio, numero al que se sumaba la servidumbre de las visitas.

Además uno puede notar que los veladores son redondos, para guardar bacinicas, o que existían muchos jarros y lavatorios para aseo personal, y esto refleja los hábitos higiénicos de la época. La habitación siguiente es el dormitorio de Federico Sánchez, no el amigo de Comparini, sino el hijo de la señora Elena, nieto del presidente Federico Errazuriz Echaurren, quién junto con sus hermanos donaron la casa al Ejercito en 1975.

Antes de seguir por las habitaciones uno ya ha mirado bastante del patio central, en el cual existen palmas chilenas y distintas estatuas, tanto de seres humanos como animales. También está una de las campanas de la iglesia de la compañía.

La siguiente habitación es el dormitorio de la señora Elena, nieta e hija de presidentes de Chile, ultima dueña de la hacienda, muere el año 1966 a los 89 años de edad. Entre las colecciones que se pueden admirar acá están la de opalina (vidrio de color) y de fanal (imagen religiosa de madera policromada, con cúpula de cristal)

Dormitorio Señora Gabriela

Tras el dormitorio de la hija de la señora Elena, la señora Gabriela, podemos ver el patio interior, donde está la reja de la prisión donde estuvo encarcelado José Miguel Carrera Verdugo en Mendoza, quien fue fusilado en 1821. Adquirida por Renato Sánchez, esposo de la señora Elena, como testimonio de la historia del prócer de la independencia chilena

Llegamos al comedor, un lugar impresionante, cuyo centro es adornado por una mesa de más de seis metros de largo, 14 patas con ruedas de loza y con capacidad para 20 personas. Sobre esta mesa que inspiró a te club, podemos ver loza de la familia con una E del apellido Echeñique de procedencia inglesa.

Continuamos por el Salón Principal, de estilo francés, utilizado para la música, y juegos de salón como cartas, ajedrez y dominó. En la época del presidente se utilizaba para reuniones de gabinete. Al frente del Salón Principal está la sala de Estar.

El siguiente dormitorio es el dormitorio del Presidente Federico Errazuriz.

y entre la habitación del presidente y la capilla está la sacristía, donde el sacerdote se preparaba para la misa

Finalmente la iglesia con dos grandes naves, una para la familia y otra para el pueblo

panorámica de la iglesia

La entrada cuesta tres mil pesos. Se puede visitar de martes a domingo.

Adelante estudios.

Referencias: Museo el Huique

Aportes históricos varios: Ruby Clavería (jajaja hola mamita) 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.