No todos los días uno puede ir a un museo con alguien que sabe tanto como mi mamá, que es profe de Historia. Durante el recorrido me habló de cosas muy interesantes como que el museo había sido ideado en tiempos de nuestra patria temprana pero luego se había movido a su lugar actual al interior del parque Quinta Normal, a un edificio creado para la “Exposición Internacional de Chile” de 1876.

Me hablo también de la bakán doctora Grete Mostny y de como ella fue la gestora de la adquisición del niño del Cerro el Plomo (mal llamado momia por años) un niño que ofrendado en un santuario cerca de Santiago y que en tiempos anteriores si era parte de la exposición, y ahora solo hay una replica. Mi mamá no sabía que la ballena fue bautizada ‘Greta’ el 2013 por un niño de 6 años en un concurso.

Greta, la ballena del Salón central del Museo de Historia Natural.

La exposición comienza con una linea de tiempo en donde se explica la creación del universo, hay algunos fragmentos de meteoritos y luego dioramas que representando las distintas zonas de nuestro país, de norte a sur y luego también Chile insular. También hay mucha taxidermia y algo novedoso es que uno puede tocar las muestras de piel de algunos animales como pumas o pingüinos. Otra cosa novedosa es que podemos ver como los profesionales del museo están trabajando a simple vista para mantener la taxidermia o limpiar los libros con sumo cuidado.

Quedamos de la próxima vez venir con mi sobrino para que vea todas las cosas lindas que tiene el museo y que ahora lucen mucho más que hace algún tiempo.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.