Estos días fríos están perfectos para unas sopaipillas, lo que sería mucho más fácil de conseguir sin pandemia, pero si uno logra obtener zapallos y harina, lo podemos lograr.

Vamos a necesitar los siguientes ingredientes:

  • Un corte de zapallo.
  • 4 tazas de harina.
  • Una cucharada de aceite.
  • Una cucharadita de sal.

Lo primero es poner a hervir los zapallos sin cáscara hasta que estén blandos. Luego se enfrían hasta estar tibios.

El resto de la preparación es bastante parecida a hacer pan, lo que requiere un poco de talento… o una espectacular máquina que hace la pega por uno en nuestro caso. Se ponen las 4 tazas de harina, los zapallos (sin agua), la cucharadita de sal y el aceite.

A medida de que se va amasando, se puede agregar el agua de los zapallos. Cuando la masa esté elástica y que no se pegue en los bordes, la masa está lista para hacer las sopaipillas: se utiliza un uslero de madera y un vaso para dar la forma.

Luego de pintar con aceite las bandejas se ponen las sopaipillas en el horno precalentado a 180° durante 20 minutos y listo! A comer con pebre y vinito.

Adelante estudios!

Agradecimientos a la Coté por la receta y el modelaje, como siempre.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.