Ubicado en la inverosimil ciudad de Santa Cruz, VI Región, el museo de Colchagua (1995) no tiene nada que envidiarle a ningún museo nacional o internacional.

Su intención no es menor: resumir en un viaje (de al menos 3 horas para recorrerlo completo) la historia de nuestro planeta y del ser humano, desde la vista sudamericana. En el museo podremos ver desde fauna prehistorica (tales como los antiguos trilobites e insectos atrapados en ambar, huesos de mamiferos gigantes), el desarrollo de las culturas prehispánicas; la llegada de los invasores y saqueadores europeos y la conformación de Chile; finalizando con la modernidad del siglo XX.

Además incluye salas tematicas sobre conocimiento especifico, como por ejemplo sobre huasos y sus aperos, armas, joyería de los Andes, Darwin en Chile, el ferrocarril en Colchagua y un pabellón sobre el rescate de los mineros.

El museo de Colchagua es uno de 5 museos de Cardoen, y está ubicado en Avenida Presidente Errázuriz, 145. Los valores para entrar se pueden encontrar acá e incluso se puede postular a obtener visitas gratuitas para establecimientos educacionales y organizaciones sociales de escasos recursos.

Adelante estudios.

2 Comentarios

  1. “La llegada de los invasores y saqueadores europeos? Esta bromeando? Eso lo aceptó don Carlos?
    La agradezco a Dios y esos invasores europeos si no hubieran llegado, estaría bailando semi desnudo al son estridente de una trutruca en una ruca llena de humo esperando que mi “mujer” traiga agua del rio para cocinarme uno piñones.
    Y si Ud necesita anteojos para leer, agradezca a los invasores.

    *Dos años atrás visitámo el hermoso museo y tuvimos el honor de conocer a Don Carlos Cardoen, persona que siempre he admirado.
    Mis cordiales saludos.

    1. Author

      Esta entrada la subí yo, con las fotos que yo tomé y los comentarios son personales. Además de no utilizar anteojos, y encontrar deliciosos los piñones, encuentro que los españoles no fueron mucho aporte además de una que otra plaga. La falacia de falsa dicotomía a la que te refieres plantea una caricaturización con la que no concuerdo y que perfectamente podríamos haber salido de las rucas y tener anteojos sin los atroces abusos de los europeos con los americanos, que cualquier Dios, de existir, habría evitado.

      Un cordial saludo.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.