Ya llegó el análisis chungo que nadie esperaba. En abril me designaron como vocal de mesa y en un primer momento me emocionó cero la idea. Luego recordé que hace 33 años mi mamá junto a muchos otros fueron parte de algo histórico y eso cambió toda mi forma de ver esta experiencia. Además mi vacunación se adelantó siete semanas a lo que hubiese sido de no ser vocal.

El viernes 14 a las 15:00 me presenté como vocal y en el mismo local conocí a quienes serían mis compañeros del fin de semana: Pedro, Ana y Paola. Tuvimos suerte pues en algunas mesas no se presentaron los tres mínimos para constituir la mesa. Creamos un grupo de WhatsApp para coordinar y cada uno quedó de llevar algo que nos sirviera el sábado: una zapatilla eléctrica, un hervidor, etc. Escogimos cuales serían nuestros cargos de acuerdo a que cosas queríamos hacer y con ello yo fui presidente, Ana la secretaria, Pedro el comisario y Paola vocal.

Nuestro mejor amigo: el librito que Pedro no más se leyó.

El sábado 15 a las 7:30 nos instalamos en la mesa y a las 8 ya la teníamos constituida. Comenzamos doblando los votos de manera que los votantes no estuvieran tanto tiempo , porque sobre todo el de concejales parecía una sabana king.

Votos doblados (en otras mesas te pasaban la cartulina extendida, los peores)

Pedro insistió votar primero y con eso fuimos soltando la mano con el papeleo. El día fue largo, votaron 42 de las 347 personas posibles y nuevamente tuvimos suerte pues a las 6 de la tarde pudimos sellar las cajas con cintas que si teníamos, no como en otros lugares donde las sellaron con alusa.

Sobres para talones: los que metíamos de 10 en 10 con clips

El domingo 16 a las 7:30 nuevamente nos juntamos pero Ana decidió traer una tele, con lo que se nos paso volando el día entre dinosaurios votando. Constituimos la mesa a las 8 y tras comprobar que los votos estaban sin manipularse, comenzamos nuevamente con la votación.

Boliche reabierto.

Entre 8:15 y 9:00 ya habíamos votado todos, yo con traje de akatsuki incluido.

Chile conocerá el dolor.

Ese día también nos acompaño Constanza como apoderada. Otras 62 personas votaron el domingo con las que completamos 104 votos en total. E incluso tuvimos una fila de 2 personas.

A las 6 de la tarde voceamos que cerrábamos la mesa y con eso los cinco comenzamos el conteo. Para apurar el proceso utilizamos un método agrupando los votos por cada uno de los 10 pactos, más un grupo para nulos-blancos.

Replicar el voto para contar: lo más rápido.

Como llevamos plumón, pudimos usar la pizarra de la sala y revisamos el voto que contenia los 78 constituyentes, donde las mayorías fueron 9 votos para Politzer y 8 votos para Monckeberg. Luego siguió el conteo de Gobernador Regional, donde Karina Oliva obtuvo la mayoría con 33 votos, luego un empate entre Parot y Orrrego con 18 ambos. Va a estar buena esa segunda vuelta. En Alcaldes Felipe Alessandri con 44 votos le ganó a Irací Hassler con 31 y finalmente para concejal Camila Davagnino y Leonel Herrera obtuvieron mayoría con 6 votos cada uno, mucho dado que eran 91 posibles opciones. Tras informar los resultados, nos fuimos cansados pero felices a la casa y a las 10:30 PM ya estaba almorzando.

En general fue una buena experiencia gracias a estas personas geniales con quienes formamos una maquinaria aceitada como si nos conociéramos de toda la vida.

Voy a cualquier guerra con ustedes, cabres.

Nuevamente: tuvimos suerte, en el mismo local de votación un elector fue designado vocal y al otro día no volvió pues su experiencia con los otros dos vocales fue horrible.

Adelante estudios.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.